miércoles, 6 de julio de 2011

CONCESIÓN DE LAS EMISORAS DE RADIO EN EL ECUADOR

En 1996 empieza a funcionar el Consejo Nacional de Radio y Televisión (CONARTEL). Ente encargado mediante disposición contemplada en la Ley de Radiodifusión y Televisión de autorizar las concesiones y regular la operación de las frecuencias de radio y televisión en Ecuador.

El 09-02-2008 EL CONSEJO NACIONAL DE RADIODIFUSIÓN Y TELEVISIÓN organizo un concejo que empiece a regular y la igualdad tanto de medios radiales como televisivos.

El tercer inciso del artículo 247 de la Constitución Política de la República dispone que:
"Será facultad exclusiva del Estado la concesión del uso de frecuencias electromagnéticas para la difusión de señales de radio, televisión y otros medios. Se garantizará la igualdad de condiciones en la concesión de dichas frecuencias. 
Se prohíbe la transferencia de las concesiones y cualquier forma de acaparamiento directo o indirecto por el Estado o por particulares, de los medios de expresión y comunicación social."

- Que el artículo 2 e innumerado quinto, letra d) agregado a continuación del artículo 5 de la Ley de Radiodifusión y Televisión reformada atribuye al Consejo la facultad para otorgar a las personas naturales o jurídicas frecuencias o canales para radiodifusión y televisión y expedir las resoluciones necesarias para la regulación y autorización de estos servicios en todo el territorio nacional, previo el cumplimiento de los requisitos técnicos, legales y económicos.

- Que de conformidad con lo dispuesto en el artículo innumerado segundo agregado al artículo 5 de la Ley de Radiodifusión y Televisión, el Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión es un organismo autónomo de derecho público, con personería jurídica, con sede en la Capital de la República, e integrado por los siguientes miembros:
a) El delegado del Presidente de la República, quien lo presidirá;

b) El Ministro de Educación y Cultura o su delegado;

c) Un delegado del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, que será un oficial general o

superior en servicio activo;

d) El Superintendente de Telecomunicaciones;

e) El Presidente de la Asociación Ecuatoriana de Radio y Televisión (AER); y,

f) El Presidente de la Asociación de Canales de Televisión del Ecuador (ACTVE).



Tomado de:
http://www.movimientos.org/imagen/Ecuador%20Concesion%20de%20Frecuencias%20de%20Radiodifusion%20y%20Television.pdf

http://estructuraecuador.wordpress.com/category/descripcion-estructurada-de-la-radio/

http://estructuraecuador.wordpress.com/category/descripcion-estructurada-de-la-radio/

 Diana Zumba N.

viernes, 1 de julio de 2011

RADIOS COMUNITARIAS EN EL ECUADOR

Las personas confunden la aparición de las radiodifusoras con las telecomunicaciones, por ondas de fenómenos físicos y técnicas muy sofisticadas. el logro del siglo XX sin duda fue la radiodifusión La radio es la culminación y el inicio de dos eras. Claro que existen otros medios de comunicación, que pasan la muralla de bajos informadores, para expandir un papel importante en la sociedad; crean opinión, dan a conocer sus ideologías para ejercer su poder, movilizan a las personas. En este relato debemos ver la realidad acerca del papel de educación y la función social de la radio.

Las radios comunitarias a nivel mundial, se articulan formalmente en 1983, cuando 600 radialistas crean una Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), en nuestro país, la radio comunitaria tiene más de tres décadas, pero con pocas posibilidades de que siga en transmitiendo, si no se cubre su situación económica y jurídica desde le modelo para la utilización de la alfabetización en zonas rurales.

“En el Ecuador, formalmente se conforma en 1988 la Coordinadora de Radios Populares y Educativas del Ecuador (CORAPE) que trabaja por el fortalecimiento de las radios educativas, populares y comunitarias del Ecuador, y es la única organización que agrupa a emisoras y centros de producción directamente vinculados a procesos de desarrollo social a nivel nacional”. Son 35 emisoras afiliadas y distribuidas en cuatro redes regionales: Amazónica, Quichua, Binacional y del Sur. Estas radios comunitarias se crearon porque, las personas se sienten en la necesidad expresar libremente sus opiniones, en la cual se hable de un avance democrático en el Ecuador de que debe ser un país justo, equitativo, que debe tener una cultura política de mucho respeto y tolerancia; donde las personas expresan sus emociones, opiniones para el bienestar de un país mejor, que tenga por esencia un proyecto social, con un grupo de personas con un mismo interés, con una misma finalidad, de ayudar a las personas que más lo necesitan, específicamente en zonas rurales.

Tomado de:
http://imaginar.org/docs/Radios_Comunitarias.pdf

Gissela Barzallo

IMPACTO POLITICO DE LA RADIO EN ECUADOR

Desde la implantación de la radio en Riobamba en 1929, como todos los nuevos aparatos tecnológicos que llegan y seguirán llegando al país, tuvo un impacto no solo social o económico, sino también político. “Para entonces no existían leyes que regularan la radiodifusión actual únicamente se establecía una identificación; así por ejemplo a Sudamérica se le designaba la letra S y al Ecuador la letra E, por lo que en una primera instancia Radio el Prado utilizó la sigla SE1FG hasta que se le designaron las actuales HC."[1] Los años treinta como ya es de conocimiento público fueron una de las mayores etapas de inestabilidad política en la historia de nuestro país, es en este momento donde la radio juega un papel importantísimo dentro de la sociedad y la política; ya que con el uso de la misma, los grupos de poder o a su vez los candidatos electorales podían utilizar la publicidad que era trasmitida por las radios, a su favor. Era ya conocido que la radio era el medio de comunicación más influyente de la época, por lo tanto quien tenía la posibilidad de usarla para cambiar las ideas de la gente era quien más poder tenia sobre la misma. Varios presidentes constitucionales hicieron uso de la radio y de su publicidad, mientras duraban las campañas electorales, y otras organizaciones también la utilizaban para crear en las personas una perspectiva del mundo según su ideología. Como por ejemplo en 1931 la primera radio de Quito, HCJB la Voz de los Andes. Los pastores evangélicos propietarios de la emisora logran un permiso de operación por 25 años otorgado por el Presidente de la República Dr. Isidro Ayora. En sus trasmisiones se hablaba netamente de aspectos religiosos, y con la influencia de esto, la iglesia iba asumiendo más poder. La concesión de la frecuencia se realizó a favor de la Confederación Mundial de Iglesias Evangélicas representada por la World Radio Misional Fellow Ship. El negocio de la radio en esa época como hasta en la actualidad es muy rentable, y desde sus inicios, como era de esperarse quienes tenían el control del negocio en sí, eran los más grandes grupos de poder del país, como es el ejemplo de Juan Eljuri que fue propietario del primer equipo de radio en la ciudad de Cuenca. O como otro ejemplo la creación de Radio Quito emisora cuyos propietarios eran también dueños a su vez del Diario El Comercio; que hasta hoy en día es una de las instituciones más enriquecidas del país. En 1996, empieza a funcionar el Consejo Nacional de Radio y Televisión (CONARTEL). Ente encargado mediante disposición contemplada en la Ley de Radiodifusión y Televisión de autorizar las concesiones y regular la operación de las frecuencias de radio y televisión en Ecuador. En conclusión, no solo la radio sino todos los medios de comunicación desde sus inicios hasta la actualidad serán “abusados” por parte de los grupos dominantes para continuar con su dominación o para tratar de cambiar la ideología de las personas.
Tomado de: Fernando Ortiz (2009) [1] Ciespal, ed. antología. La Radio en el área Andina: tendencias e información" Colección Encuentros.
Quito, Ecuador, 1990
Vanessa Vinueza.

martes, 28 de junio de 2011

ANÉCDOTAS DE LA RADIOAFICIÓN

El mundo de la radio con toda su magia cautiva a muchas personas. En el Ecuador no fue la excepción. 
La primera radio emisora instaurada en el país tiene su vinculación con los radioaficionados, de hecho el dueño de la emisora, el Ing. Carlos Cordovez implantó la radio para comunicarse con más radioaficionados, más no por inaugurar una emisora. En Ecuador como en muchos países de principio de siglo XX, no disponían de la tecnología de avanzada de esa época y lo poco que se sabía era gracias a unos pocos entusiastas de esta nueva forma de comunicarse, las noticias técnicas llegaban en revistas o libros que leían unos pocos privilegiados. En Guayaquil Radio Club fue fundado el 9 de mayo de 1923, en una época en que las comunicaciones radiales recién se estaban iniciando en el país. En efecto para el Ecuador de 1923, la "Telegrafía sin hilos" era todavía una novedad, aunque ya estaba en uso desde comienzos del siglo en estaciones costeras y barcos en alta mar. Para mantenerse al tanto de lo ocurrido en los viajes marítimos. 

“Los radioaficionados, tanto ecuatorianos como de otros países, fueron instrumentos en la apertura de las bandas de alta frecuencia, mejor conocidas como HF, pues a través de la experimentación, diseños y construcción de equipos y antenas fue posible utilizar cada vez frecuencias más altas. Los radioaficionados fueron los pioneros de las comunicaciones de VHF y UHF en el Ecuador, y muchos de los sitios donde actualmente están colocadas repetidoras de radiodifusoras y canales de televisión fueron "descubiertos" por radioaficionados en su búsqueda por encontrar el mejor lugar para ubicar sus repetidores.”[1]

Los radioaficionados también han sido pilar importante en la rica historia de la radio. Desde el terremoto de 1942, donde se usó por primera vez para informar al exterior y dentro del país lo que había ocurrido. Ya en el terremoto de Ambato, en 1949, la radio fue vital para el flujo de información oficial y personal de los damnificados. 

Así ha transcurrido la radiodifusión en el país, algo que antes era muy fácil realizar, debido al poco control de las frecuencias. Aunque tuvo una época de auge, también tuvo otra época de declive. Los costos de mantener una radio, así sea de aficionados incrementaron y a muchas personas ya no les interesa esta clase de distracciones, debido a las “nuevas” distracciones. Pero en la historia del radio no todo es tristeza, hoy en día mucha gente tiene acceso a la radiodifusión vía Internet y empieza a salir a flote la radioafición. No hay muchas dificultades para tener tu programación en la Web y es una importante vía para manifestar tus pensamientos o aficiones, pero esto debe ser tratado con cuidado ya que por tener esta vía de expresión, no significa que vas a decir lo que se te ocurra, ya que perdería ética y el profesionalismo y sería mal visto el regreso de la radioafición. 


Tomado de:
Juan Carlos Flores A.

LAS RADIOS SE ENCIENDEN EN LA INTERNET

Aunque no existen cifras oficiales de cuantas radios se transmiten online, hay nuevos actores que navegan con sus proyectos en la Red. 

En una publicación realizada días atrás por Revista Lideres basta con una habitación convertida, dos computadoras, una mezcladora, un par de audífonos y una discoteca con música alternativa ecuatoriana para permitir a Mario Díaz y Cristian Romero transmitir la señal de Radio República Urbana On line (www.republicaurbana.net), en Internet. 

“Radio República Urbana comenzó su difusión el año pasado. Díaz y Romero se conectan a diario a la Web y ofrecen ritmos como: reggae, ‘ska’, cumbia... a sus ‘ciberescuchas’.” 

El teléfono ah dejado de ser utilizado para pedir una canción o un saludo ahora las redes sociales se encargan de ello, Mario Díaz, locutor de República Urbana explica “Ahora interactuamos en Internet y las canciones se piden por las redes sociales, blog o por messenger”. 

Según la Superintendencia de Telecomunicaciones en el país existen 1 213 estaciones de radiodifusión en las señales de amplitud modulada (AM) y frecuencia modulada (FM), pero no existen datos de cuantas radios transmitidas por internet existen hasta el momento. 

Díaz también indica que La radio en Internet “está en pañales”, pero está convencido de que con el tiempo esta crecerá. 

Para que sea posible una radio en la web es necesaria una fuente auditiva que puede ser un CD, mp3 o un micrófono, un editor de audio y funciona gracias a un repetidor y reproductor ‘estream’. 

Para subir una radio ‘on line’ se necesita un ‘hosting’ (sitio), netamente para audio. Además, se requiere de un sitio web para que la programación esté al aire. 

El costo de servicio para una radio en la Red oscila entre USD 350 y 900 al año. 

Pero no todas las computadoras están en capacidad de permitir la transmisión por la Web. Se necesita una máquina que supere los 512 megabytes de memoria y se disponga de un soporte de 128 kbps de velocidad de banda ancha. 

Hasta enero del 2010, la Superintendencia de Telecomunicaciones reportó que los usuarios de Internet en el Ecuador representan el 11,6% de la población, y con el tiempo estos van en aumento por lo que cada vez existen más facilidades de acceder a la tecnología. 

José Rivera, director del área de Ciespal, cree que el incremento de la penetración a Internet es un ingrediente para que personas e instituciones desvíen sus esfuerzos a la Red. 

En Ciespal funciona radio Chasqui y se transmite en Internet (www.ciespal.net). Programas culturales, informativos y música nacional, como pasillos o sanjuanitos, son parte de la programación diaria. 

Rivera explica la facilidad de poseer una señal de radio en interner. “Cualquier persona que tenga un computador, acceso a Internet y que tenga una colección musical o la idea de hacer un programa de radio puede hacerlo realidad” 

Andrea Chávez es una de las gestoras de Click la radio (www.clicklaradio.com). Estudió en el Instituto Tecnológico AER y el año pasado, ante la dificultad que presenta obtener una frecuencia en el espectro radioeléctrico, entró a la Red, y ha logrado captar entre 15 y 20 ‘ciberescuchas’ a la vez, pero indica que todavía es imposible ‘vivir’ de esta actividad, ya que “Las empresas no auspician, pero el canje es una opción”. 



Tomado de: Fernando Mendoza- Quito - Revista Líderes.
http://www.revistalideres.ec/2010-06-07/Tecnologia/Noticia Principal/LD100607P26MICROCHIP.aspx

Evelyn Campaña Y.

jueves, 23 de junio de 2011

LA RADIO A FINES DEL SIGLO XX

La radio sigue siendo el medio de comunicación más difundido en el mundo. Según la apreciación de la BBC a finales de 1992, señala que existen 2.177 receptores en el mundo, y que son distribuidos de manera desigual.

Estos receptores están presentes en todas partes; destinado a las radioescuchas de todos los países, a veces dirigido a un lugar específico, a menudo con más libertad y hasta anárquica. Permanece como un servicio público de la radio, separado a menudo por la televisión.

En Alemania, el 31 de Agosto de 1991; se firmó un contrato de Estado por 16 Länder, que está conformado de, 11 radios regionales que componen la ARD y dos radios públicas de información y cultura de Deutsche Welle, que deben ser destinadas al extranjero, y ser difundidas desde 1994.

En Inglaterra, la BBC; en 1994, vio su audiencia por primera vez, cedió el primer lugar a casi 150 radios comerciales a las que la Radio Authority concedió licencias. En 1990 se realiza una ley en la cual autoriza radios comerciales nacionales.

La radio en Francia, en 1963; se aprecia un número de 63 millones de aparatos receptores. La Radio France; con el éxito de sus 39 radios locales públicas, se vio en la necesidad de una radio de proximidad, especialmente en los departamentos rurales como la Creuse. El servicio público está representado por RFO que transmite radio y televisión hacia los departamentos y territorios allende al mar. Las radios que hacen competencia son las radios privadas, en la cual constituyeron redes sociales como Europe 2. RTL sigue siendo la radio más escuchada en Francia.

“En Italia, los decretos del año 1992, aclararon la situación permitiendo 7 concesiones a la RAI; 14 a radios privadas nacionales, 2400 a radios privadas locales; de las cuales 500 radios eran católicas. La caída del régimen soviético provocó una liberación a menudo con participaciones extranjeras”. Pierre Albert y Andre-Jean Tudesq.

En Japón, la NAB, la asociación de radiodifusoras en 1991, tenía 85 estaciones de radio; 36 en FM y 36 cadenas mixtas de radio y televisión. También existen cadenas por cable, para radios que transmiten cadenas de información extranjera o música.

En Estados Unidos, las radios llamadas públicas corresponden especialmente a las universidades, colegios, y las minorías étnicas. En el desarrollo de radios locales o las radios privadas, se da una menor exigencia de profesionalismo y la desreglamentación, ya que explican que se da por la disminución del costo de los equipos.

La miniaturización de los emisores los vuelve móviles, y hasta ahora, facilita la utilización de la radio en las guerras y guerrillas.
La radio es un medio de comunicación extraordinario, ya que aparte de transmitir información sobre lo que sucede a nivel nacional e internacional; también viene acompañado de diversas programaciones, especialmente la música, que es lo que conlleva a las personas a un entretenimiento y relajación de nuestra vida cotidiana.

Tomado de:

Historia de la radio y la televisión; Pierre Albert y Andre-Jean Tudesq; 1982,1993,2001, México; FONDO DE CULTURA ECONÓMICA; pag. 152-158. 


Gissela Barzallo

miércoles, 22 de junio de 2011

LA RADIO EN INTERNET

Debido al avance tecnológico en los últimos años, el internet hoy en día es uno de los mas usados medios de comunicación; por lo tanto como enlace de relaciones sociales, por ejemplo, en el caso de los migrantes que necesitan saber las noticias de su país, o de personas que hacen uso del internet diariamente, es una gran ayuda para que puedan estar informados y entretenidos.

La primera "estación de radio" por Internet, "Internet Talk Radio", fue desarrollada por Carl Malumud en 1993. La estación de Malumud usaba una tecnología llamada MBONE (IP Multicast Backbone on the Internet). En Febrero de 1995, surgió la primera estación de radio exclusiva por internet de tiempo completo, llamada Radio HK, emitiendo música de bandas independientes. Radio HK fue creado por Norman Hajjar y el laboratorio mediático Hajjar/Kaufman New Media Lab, una agencia de publicidad en Marina del Rey, California. El método de Hajjar fue usar un reflector de conferencia web CU-SeeMe conectado a un cd de audio personal corriendo en un loop infiníto. Después, Radio HK fue convertido a uno de los originales servidores de RealAudio. Hoy en día, las estaciones de radio por internet como VoyagerRadio e YRadio.fm utilizan la tecnología de servicios web de proveedores como Live365 para hacer webcast 24 horas al día. En el año 2003, Windows que ya había incurrido con éxito con su serie de servidores Windows 2000 en materia de multimedia, lanza Windows 2003 server, permitiendo con suficiente ancho de banda un manejo inteligente de "unicast" y la posibilidad de que miles de oyentes puedan conectarse a una transmisión única, en forma estable y con calidad de sonido que puede alcanzar hasta 128 kbps, lo que iguala el sonido de una Radio por Internet a una radio FM tradicional.

A partir de finales del 2004, el uso de streamcasting de audio ha ido declinando a favor del Podcasting, método alterno basado sobre RSS que ofrece múltiples beneficios imposibles previamente. Sin embargo, es pertinente aclarar que los podcasts están limitados al uso de música "royalty free" o libre de regalías, porque de no ser así, se incurre en violación de los derechos de autor. Por esa razón, los podcast no son más que una forma de hacer "talkshows" descargables. Muchos de los podcasts de audio también son a su vez disponibles como streamcasts de audio. En Ecuador, aunque no es muy utilizada la radio en internet, son varias las estaciones que hacen uso de la misma para trasmitir su programación, la mayoría de veces dedicada a migrantes ecuatorianos que se encuentran en otros países.



Tomado de:

martes, 21 de junio de 2011

LA NUEVA RADIO, LA RADIO INTERNAUTA...

En estos días, en los cuales la tecnología avanza a pasos agigantados, los medios de comunicación son los primeros que deben llevar los nuevos cambios. La competitividad entre ellos es visible ya que quien no se adapte rápidamente a los cambios tecnológicos en el proceso permanente de reconversión y de reestructuración, queda tarde o temprano fuera de esta competencia y se extinguirá. Los medios electrónicos (que están en la red) están ganando mucho más terreno a los otros medios de comunicación tradicionales (prensa escrita, radio, televisión), lo que ha llevado a éstos a instalarse en la red. Este es una de los grandes cambios a nivel mundial que están teniendo los medios de comunicación, para no quedar rezagados. Es por esto que la radio atraviesa por el proceso de digitalización.
“La radio, ante la llegada y la expansión de las nuevas tecnologías que permite, por un lado, la interacción y por otro la reelaboración de los mensajes, entra a una nueva fase al transformarse de nacional a internacional, gracias a las redes de comunicación, donde se eliminan las fronteras nacionales y la radio no tiene límites”[1]. Es por esto que necesitamos una radio sin fronteras, en pocas palabras una radio multifacética.

La radio se ha desarrollado como parte de la historia del mundo, inclusive ha sido impulsora de eventos políticos, culturales y sociales de gran trascendencia que han cambiado la historia y la manera de pensar de la gente. Nació de la necesidad de comunicarse a larga distancia, ya que toda la información llegaba de manera atrasada a las personas, porque antes no había otro medio que logre transmitir dicha información de manera más ágil (sólo existía el correo). A través de los años la radio a tenido altas y bajas en sus niveles de rating, ya que antes la radio era el instrumento mediático que dominaba en los hogares, pero con la aparición de la televisión a perdido poco a poco su sintonía. Hoy, la radio vuelve a despegar y a ganar terreno, a expandirse más rápido por la facilidad de transmitirse, frente a otros medios electrónicos. Es por esto que la radio pasó de ser unimedio (ya que solo interviene el sonido) a multimedio, ya que ahora ofrece otros servicios. Con esto los soportes se están multiplicando, no se sustituyen unos a otros, se complementan
“Ahora los procesos de producción se están modificando, los productos de la radio están dejando de ser perecederos, efímeros, como en la radio tradicional. El Internet está deteniendo la fugacidad de la radio, le está dando otro orden, otro tiempo, otra sincronía, otra secuencia narrativa”[2]. La característica de la radio tradicional se está modificando en la radio por Internet, ya que ahora este es un medio muy popular entre la gente (jóvenes, adultos), con el consumo del ciberespacio y se puede escuchar radio de manera diferida, es decir en otros tiempos y de una manera selectiva, por la facilidades que se presentan en la actualidad.
La red, por un lado, está ayudando a especializar y diversificar los contenidos y productos de la radio y por el otro está dándole a la radio otro ritmo de producción y de distribución al que estamos acostumbrados, al tiempo real y directo. La radio colocada en el ciberespacio tiene un alcance inimaginable, lo mejor es que montar un estudio radiofónico para iniciar un webcast (transmitir por Internet) es relativamente fácil, solo se necesita: computadora, tarjeta de audio, conexión a Internet, sitio web, software de real networks, mezcladora de audio, micrófono, reproductor de CD, audífonos, cables, convertidores y mucha creatividad, con esto se puede hacer llegar por la red a millones de personas en el mundo.

La radio, gracias al Internet está, como diría Castells “integrada al mundo en redes globales de instrumentalidad”[3]La radio por Internet ofrece un abanico de posibilidades para difundirse y plantear nuevos escenarios en el “cuadrante radiofónico”, busca ser una radio interactiva—por medio del correo electrónico-- estableciendo mecanismos de comunicación con los usuarios para conocer sus opiniones sobre las página y su programación, y sobre todo demostrar que no es un medio caduco, sino una radio que está revitalizándose y tomando fuerzas para el siglo XXI. Hoy la radio por Internet se está enfrentando a la batalla multimediática, está ajustándose al medio y está ofreciendo valor añadido a su servicio de audio. La radio se está convirtiendo en un modelo múltiple, personalizado, a favor y al servicio de los intereses del usuario. Hoy la radio virtual ofrece una forma diferente de transmitir conceptos e ideas, es una radio que no requiere de antenas y frecuencias para que se pueda escuchar. La radio en Internet es una radio sin horarios, sin fronteras, sin censura, en donde su único límite es la imaginación.



Tomado de:
[1] Rodriguez Montiel Elizabeth, Ricaño Dolores Angeles, “La radio sin fronteras”, http://www.razon ypalabra.org.mx, México, 2001, número 21

[2] Rodriguez Montiel Elizabeth, Ricaño Dolores Angeles, “La radio sin fronteras”, http://www.razon ypalabra.org.mx, México, 2001, número 21

[3] Castells, Manuel, “La era de la información”, “La sociedad red”, Vol. I, Editorial México,1999


Juan Carlos Flores A.

miércoles, 15 de junio de 2011

NUEVA GENERACIÓN EN RADIODIFUSIÓN

La transformación de la radio fue notoria, a comparación de las primeras radios que existieron en el país. Las personas al ver el éxito que se estaba dando de este increíble medio de comunicación; empezaron a crear más radiodifusoras. A continuación enlistaremos otras radios que salieron al aire.

RADIO COLÓN
HCCMI. 920 kc. 98.9 FM stéreo.
Lema: “Educar, informar, distraer.”
Esta emisora se fundó el 12 de Octubre de 1938, su programación se restringía a noticias, música selecta y publicidad sobre las películas que proyectaba la Empresa de Teatros y Hoteles de Quito C.A.

LA VOZ DE LA DEMOCRACIA
HCB1. 234 mts. 1.280 Onda media.
HC1AC 49 mts. 6.060 Onda corta.
Esta emisora, adquirió Azis Noe Mocarzel en 1943. Según su hija Nacira de Behr, dijo que pertenecía a dos españoles y tenía otro nombre: Raúl “indio”.

EMISORA GRAN COLOMBIA
HCMJ 1.41º kc. 212 mts.
HC1MI 4.910 kc: 62 mts.
Lema: “La voz del hogar”
Esta emisora se inició en 1944, su origen no se ha podido determinar exactamente.

RADIO LIBERTAD
HC1VP. 1.070 kc. Onda local
HC1PH. 4.820 kc. Onda intern.
Lema: “La decana del recuerdo”
Entre Abril y Julio de 1949, Pesantes hizo sociedad con el Padre César Dávila para instalar una emisora. El 15 de Agosto de 1949 la emisora salió al aire, se transmitía las programaciones de música ecuatoriana como la “hora del pasillo”; también se transmitía deporte, programas aficionados, concursos y salubridad, anunciándose como “la preferida por la calidad de los programas”.

RADIODIFUSORA LUZ DE AMÉRICA
HC1CP Onda media. 1.020 kc.
Lema: “Una voz amiga para las Américas”
Esta radiodifusora, de igual manera fue entre sociedad con Pesantes Y Dávila en 1948. La programación incluía música selecta, espacios literarios, de aficionados, y se hacía transmisiones fuera del estudio.

RADIO DE LA CASA DE LA CULTURA
HCRCE; HCRX1 209 mts. 1.430 kc.
HCRC1 61 mts. 4.930 kc:
940 kc.
El 1 de Mayo de 1949, se inauguró esta emisora con el fin de elevar el nivel artístico de nuestro pueblo; sobre todo en el aspecto musical, sin dejar de lado las predilecciones por lo autóctono, las programaciones que se realizaban era el “Calendario Histórico”, “Cátedra de los niños” y también se transmitió desde los templos quiteños la Santificación de Mariana de Jesús.

RADIO NACIONAL ESPEJO
4.880 Kc. Onda corta.
1.310 kc. Onda larga
Lema: “Matriz de la Cadena Amarillo, Azul y Rojo”
Esta emisora inició aproximadamente en 1949, cuando la Radio Comercial fue arrendada por Oswaldo Núñez Moreno, quién transformó en Radio Nacional Espejo, después la devolvió y la volvieron a llamar Radio Comercial. En 1950 Núñez y el Propietario Gerardo Brorich, instalaron otra emisora a la que la siguieron llamando Espejo; y a esta la anunciaban como “La primera emisora de la capital”.

RADIO CATÓLICA
HCRP1. 880 kc. Onda media
5.055 kc. Onda corta.
94.1 kc. FM:
Lema: “La voz del hogar católico”
Esta emisora proviene de la Radio Ecuador Amazónica, que estaba a cargo del Padre Brito; en la cual después de un tiempo, el Padre Brito fue destinado a otras funciones; y la emisora pasó a manos del Padre Miguel Ángel Rojas, quién fue la persona que cambió de local y de nombre a “Radio Católica” en el año de 1951.

RADIO ATAHUALPA
HCLC1. Onda larga. 361,43 mts. 824 kc.
HCMQ.
Esta emisora se fundó el 14 de junio de 1950, la cual fue instalada por Antonio Iturralde, sus programaciones fueron: “Comentarios de actualidad” con el indio Atahualpa, “El informador, que informa pero no comenta”, “Feminidades”, “Amenidades, música y poesía”; entre otros.

EMISORA CENTRAL
1.180 kc.
5.980 kc.
“Organización radiofónica de Emisora Central y Grabaciones Audiovoz”
Esta emisora fue construida aproximadamente en 1953 por los ingenieros Luis Rivera Z. y Luis Calderón Z.

EMISORA COSMOPOLITA
HCNC1 960 kc.
Lema. “La emisora de mayor popularidad en la capital de la República”
El Ambateño Numa Pompilio Castro, el 1 de Marzo de 1951 fundó la Radio Nacional Castro, y en homenaje a Juan Montalvo; la denomino:”Emisora Cosmopolita”. Su potencia a inicios fue de 500 w, y actualmente tiene 3000 w. en antena.

RADIO MUNICIPAL QUITO
HCIC1 720 kc. 417 mts.
4.750 Mgc. Onda corta.
Durante la administración del alcalde Rafael León Larrea, el 24 de Mayo de 1954 se inauguró la “Radio Municipal de Quito”. La programación incluía titulares de prensa, informativo municipal, noticias internacionales; música clásica, ligera y ecuatoriana; crónicas literarias, históricas; comentarios deportivos, entre otros.

RADIO VICTORIA.
654 kc. 458,71 Mgc
Lema: “La voz de la Patria y la Catedral del radio teatro”
La emisora se inauguró el 7 de septiembre de 1954, con el patrocino de la Cervecería Victoria, en esta emisora se transmitía radio teatro como “El dolor de ser pobre”, “Dos contra el mundo” y “Sergio Velásquez acusa”; estas radio teatros se grababan a partir de las 24 horas, cuando la emisora silenciaba su audición y se terminaba al amanecer.

RADIO TARQUI
HC1GH 990 kc. 4.970 Kc.
Lema: “La voz del pueblo”
Radio Tarqui fue creada en 1955 por Gustavo Herdoíza León, esta emisora salió con una potencia inicial de 100 w. Ahora esta radio cuenta con una envidiable cobertura y locales amplios funcionales. Los programas que obtuvieron éxito fueron: La Patria y el Niño, dirigido por Virgilio Herdoíza L.

RADIO CORDILLERA
1.520 kc. AM
92.9 kc. FM
“Ciudad de Quito”
Fernando Fegán, era quién quería identificar como Radio Cordillera a “la altura de su nombre”, después le costó la vida; después de su muerte, la emisora salió al aire en 1979; luego fue vendida a Leonardo Ponce y Jorge Valencia.

RADIO PANAMERICANA
HC1AP 1.560 kc.
192 kc.
Bajo el control técnico de Luis Calderón, desde Diciembre de 1959; siguió trabajando esta emisora. El Director Pablo Rivadeneira la anunciaba como “La primera dial, por su sintonía, programa de calidad”, y fue la que creó “La Serenata Quiteña”, el 6 de Diciembre de 1959.; celebración que después recrearían prensa y radios quiteñas.

RADIO EL TIEMPO
1.410 kc.
Pablo Rivadeneira gerenció la radio entre 1962 y 1963. Rivadeneira implantó un servicio no utilizado en Quito: el radio servicio; se receptaban llamadas del público que necesitaba ayuda, desde itinerarios de buses, vuelos, programación de cine, búsqueda de niños extraviados y empleos.

RADIO CONSULAR
HC1BG 1.590 kc.
Lema: “Al tope del dial, al final de la banda”
A finales de 1960 esta emisora fue bautizada por Edmundo Grijalva V.
Radio Consular tuvo prestigio, estudios confortables y modernos equipos, así como un staff de primera clase. Aunque la emisora era todo un éxito, la vendió a José Rodríguez S. quién consideró en llamarla Radio Éxito y también le cambió de frecuencia a los 1.111 kc.

EMISORAS JESÚS DEL GRAN PODER Y FRANCISCO STÉREO
670 kc. Onda media 10 kw
5.050 kc. Onda corta 5 kw.
102.5 Mgc FM 5 kw.
Lema: “La voz cristiana que llega al corazón del pueblo”
El Padre Francisco Fernández fundó el 27 de marzo de 1961, la emisora Franciscana de Quito, esta tuvo el objetivo de propagar la fe católica, el mensaje de San Francisco y la devoción a Jesús del Gran Poder.

RADIO ÉXITO
1.110 kc. Onda larga.
6.085 kc. Onda corta.
El propietario de esta emisora era José Rodríguez Santander, las motivaciones en 1966 era “La emisora siempre nueva y sobre todo original”, después fue “Siempre diferente y con éxito permanente”, también cambió de 250 w a 750 w; y a 10 kw en 1987.

RADIO ECUATORIANA
HCEG1
Lema: “Grata huésped en todos los hogares del país”
El 24 de mayo de 1962 se inauguró en los 860 kc. en onda corta, con 20.000 w de potencia en envoltura y 5000 w efectivos en antenas. El 23 de diciembre de 1964 anunció nueva ubicación en los 550 kc. 5 años después anunciaba ser la primera estación comercial con 2 frecuencias moduladas en 94.3 y 89.1 Mgc.

RADIO GEMAS
900 kc.
Modesto Jarrín Barba fue el que mantuvo por muchos años la voz de los lagos de Otavalo.

RADIO MARAÑÓN
HCRMP 1.220 kc. 10.000 w.
Lema: “La emisora que se le da la mano con el pueblo”
Se inició en el año de 1966, creada por Doña Ligia Witches de Garcés, la emisora recorrió varios locales, hasta una actual ubicación en la calle Bolívar donde tiene disponible un auditorio para 500 personas.

RADIO DE LAS FUERZAS ARMADAS
HCFA1 1.570 kc. Onda larga.
6.200 kc. Onda corta.
Fue adquirida en la última votación de Velazco Ibarra, para tener un vínculo entre pueblo y ejército, y también para transferir emisiones en contra del gobierno,. Las Fuerzas Armadas tomaron el poder en 1971, no incrementaron la emisora; y por ello, desapareció poco después.

RADIO INTY RAYMI
HCIR1 1.145 kc.
Lema: “La voz en la mitad del mundo”
Esta emisora de Luis Ernesto Granizo, salió al aire entre 1970 y 1976 en el Complejo Turístico Granilandia de Pomasqui. Esta radio se transmitía de 6am a 9am y de 4pm a 8pm; con programación de música estilizada y servicio social al sector norte de Quito con actos cívicos, religiosos, escolares y gremiales de Pomasqui.

Tomado de:
San Félix Álvaro, “Radiodifusión en la Mitad del Mundo”, Editorial Nacional, Quito, Ecuador, páginas 53 – 121, Biblioteca FLACSO

Gissela Barzallo.

martes, 14 de junio de 2011

LAS RADIONOVELAS EN EL ECUADOR

Se imaginan al Ecuador en una época sin televisión, computadoras, juegos electrónicos e Internet. Muchos la describirían como una época aburrida, sin grandes atracciones, a pesar de que ya existir el teatro, la actividad cultural que llenaba de alegría a los ecuatorianos, y convocaba a las masas, era el radioteatro. 

El radioteatro tuvo una época dorada en el Ecuador, durante varios años la gente pasaba alrededor de la radio escuchando varias horas, programas y programas de este mágico arte que ofrecía a la radioaudiencia la posibilidad de crear e imaginar cosas en ese preciso instante. 

En el Ecuador, durante los años 40, varias emisoras radiales querían presentar algo diferente, algo nuevo. Es por esto que varios artistas teatrales lograron ingresar a las emisoras, aunque “tampoco los conocimientos actorales eran fruto de Academias o Facultades de arte”[1]. Para realizar estas verdaderas obras de arte, la gente que se encargaba de toda esta maquinaría debía tener la intuición, talento e interpretación para lograr todos los efectos que se requerían para las obras. Los actores tenían un duro aprendizaje, pero provechoso, necesitaban puntualidad y precisión en las obras, ya que el más mínimo error les costaría perder audiencia. 

“El trabajar directamente al aire era porque las emisoras no contaban con grabadoras hacía que el esfuerzo de interpretación, sonorización y musicalización fuera intenso; dentro del estudio se exigía absoluto silencio empleándose al máximo el lenguaje gestual; cualquier distracción o error de lectura era física e inmediatamente castigado por el director; eran otros tiempos y otros métodos que resultaron benéficos para los jóvenes actores”[2]

Estas obras fueron reduciéndose poco a poco al público femenino (amas de casas, abuelas, muchachas soñadoras y empleadas domésticas) debido a que varias obras eran de carácter romántico o problemas sentimentales, eran pocas las obras destinadas a ambos géneros. Los personajes en las obras tenían varios estereotipos como los hombres galanes, las mujeres hermosas, los antagonistas que era gente odiada sin importar su estado físico (ya que había antagonistas bien parecidos), en resumen se trataba de implantar una imagen a la sociedad. Como los dice Nathasa Salguero, “El espectador de la radionovela tiende a identificarse con el héroe o la heroína. Frente a tanto sufrimiento injusto de los personajes, las propias tribulaciones parecen más ligeras. No hay contradicciones de clases. Sólo los individuos se movilizan entre las masas (…)”[3]

Los libretistas sabían cuando comenzaba una novela pero no cuando terminaría; podía durar 20 capítulos o 300 si tenía éxito; con todo, escribir diariamente una obra que mantuviera el interés del oyente resultaba extremadamente duro, los temas reales no están permitidos, porque sembrarían en la conciencia de los oyentes la necesidad de análisis y cambio, y ganarían al público masculino hasta ahora reticente a escuchar radionovelas cursis y repetitivas. 

A pesar de que las radionovelas eran un algo tan bien realizado Prácticamente ninguna radiodifusora posee un estudio para producción de radionovelas. Se han hecho muchos seriales sin la implementación, centrando su éxito en el argumento e interpretación más que en la ambientación sonora. Algo que es inspirador de esa época fue la creatividad. Esto era el eje central de la producción: el efecto de fuego se conseguía arrugando papel carbón o celofán; la puerta que chirriaba era un carrizo torcido lentamente; una lavacara con agua servía para nadar y hasta para ahogarse si el libreto lo exigía; la comunicación telefónica se conseguía con un vaso frente a la boca; los besos se daban en la propia mano; el galopar de caballos eran golpes rítmicos sobre el pecho; los pasos se hacían sobre una tabla y todo efecto se realizaba en el estudio. 

También el historiador Ricardo Descalzi señala que cuando la radio se impuso en el país, se creyó habría un resurgimiento del teatro pero la desilusión no demoró en presentarse porque: 
“…El teatro del aire, a base de dramatizaciones de relatos o piezas escritas para la escena, y a veces, las mas, dialogación de noveletas cursis, folletines tragicómicos escritos en serie como base de anuncios comerciales…el teatro radiofónico se transformó en una serial de dramones lloriqueantes de gran truculencia o en bufonadas, astracantes sin ninguna huella de sensibilidad artística”[4]

(Libretas de radioteatro colección Museo de la ciudad y Edmundo Rosero) 


Tomado de:
[1][2]San Félix Álvaro, “Radiodifusión en la Mitad del Mundo”, Editorial Nacional, Quito, Ecuador, 1991, página 145/146 Biblioteca FLACSO. 
[3] Entrevista a Nathasa Salguero tomada del libro “Radiodifusión en la Mitad del Mundo” de Álvaro San Félix, página 147. 
[4] Entrevista realizada a Ricardo Descalzi en el libro “Radiodifusión en la Mitad del Mundo” de Álvaro San Félix, página 149

Juan Carlos Flores A.

domingo, 12 de junio de 2011

HISTORIA DE LA RADIODIFUSIÓN EN EL ECUADOR

La radio en el Ecuador tiene un origen importantísimo, teniendo en cuenta que fue un riobambeño el fundador de la primera estación de radio, las emisiones se producían a través de un transistor de 25W en transformador y 5 vatios en antena que operaba en 60 metros,las emisiones se realizaban de 21 a 23 horas durante varios días por 5 horas diarias,para entonces no existían leyes que regularan la radiodifusión actual únicamente se establecía una identificación; así por ejemplo a Sudamérica se le designaba la letra S y al Ecuador la letra E.                                                                                                                                                        
El jueves 13 de junio de 1929, a las 9 de la noche, radio “El Prado”, en la ciudad de Riobamba, inicia oficialmente sus transmisiones radiales, convirtiéndose desde ese instante en la primera radiodifusora que se puso al servicio de la cultura nacional,el pionero de la radiodifusión en el Ecuador, sin duda fue el ingeniero Carlos Cordovez Borja, nacido en Riobamba el 26 de octubre de 1888, graduado en la ciudad de Yale, constituyéndose en el primer ecuatoriano graduado en dicha rama, en 1910, como Ingeniero Electrónico, regresa a su Patria y se establece en Riobamba, donde se pone al frente de una fábrica textil conocida como “El Prado”, que adquirió para trabajar, de regreso a la patria se convierte en el pionero de la radiodifusión, y además realiza la producción de discos con música ecuatoriana, la estación también se convirtió en pionera en grabación de discos de aluminio, por convenio con una empresa norteamericana, la radio “El Prado” jamás tuvo auspicios comerciales, todo se hacía con sentido romántico y gran dosis de entrega personal, durante su permanencia en los Estados Unidos, tuvo la ocasión de seguir de cerca los experimentos de las primeras emisoras de radio que se hicieron a partir de los primeros años del presente siglo.

El señor Juan Sergio Behr Bustamante, pionero de la radiodifusión comercial en el Ecuador,en la ciudad de Guayaquil, ratifica que fue en efecto el ingeniero Carlos Cordovez, el iniciador de la radiodifusión en el Ecuador, señala que él retransmitía en las noches a radio “El Prado” de Riobamba, con lo que se confirma que el grato honor le corresponde a la “Sultana de los Andes”, de ser la cuna de la radiodifusión en el Ecuador. 

La radio riobambeña cierra definitivamente sus audiciones en 1939, cuando Carlos Cordovez se radica en Estados Unidos, la RCA le contrata y le compra sus inventos más importantes: una válvula especial para el equipo receptor, una antena con tubos en estrella, el micrófono de cinta y de lo más destacado, el principio en el estudio de la frecuencia modulada FM. 

El 25 de diciembre de 1931 Quito tiene la primera señal de radio, HCJB la Voz de los Andes, los pastores evangélicos propietarios de la emisora logran un permiso de operación por 25 años otorgado por el Presidente de la República Dr. Isidro Ayora, HCJB (Hoy Cristo Jesús Bendice), la concesión de la frecuencia se realizó a favor de la Confederación Mundial de Iglesias Evangélicas representada por la World Radio Misional FellowShip. en el año de 1932 HCJB realiza una venta de radio receptores que tenían una característica peculiar, estaban presintonizados y únicamente tenían la frecuencia de HCJB.

Pocos años después, en la ciudad de Guayaquil, el profesional alemán Juan Behr promueve que Diario El Telégrafo ponga al aire una emisora que llevaría el mismo nombre de la versión impresa Radio El Telégrafo en 1935. 
Las primeras emisiones de radio en Cuenca fueron emitidas desde un transmisor de 50 vatios de potencia instalado en la casona la señora Hortensia Mata,estas transmisiones ya tenían horarios y responsables de la programación que incluía presentaciones de artistas ante un amplio salón con participación del público. 

Antes, un grupo que se denominó "Club de compañeros", había emitido señales electrónicas adaptando un micrófono a una radiola, más tarde fue utilizado un pequeño transmisor ensamblado en una caja de madera de 40 centímetros de alto, provisto de un micrófono de carbón, este equipo fue propiedad de Juan Eljuri y quienes hicieron posible las emisiones de radio fueron Alejandro Orellana Solano y José Justiniano Espinoza,es importante señalar que no existe la fecha exacta de las emisiones radiales, pero se tiene claro que fue en la década de los 30’s. 

En 1940 aparece en la capital de los ecuatorianos “Radio Quito”, radioemisora perteneciente a los propietarios de Diario El Comercio, el 12 de febrero de 1949 se pone al aire la versión radiofónica de "La guerra de los mundos" de Orson Wells a través de la señal de Radio Quito, esto provocó el pánico entre los quiteños, quienes una vez anunciado el mensaje, que se trataba de una obra de ficción, reaccionaron indignados contra la radioemisora, una turba enfurecida por el "engaño" provocó un incendio de las instalaciones de radio Quito y Diario El Comercio, ambos medios ubicados en las calles Chile y Benalcázar. 

La primera emisora que funcionó en Ambato fue radio “La Voz del Progreso”, que surge luego del terremoto del 5 de agosto de 1949, después esta emisora de onda corta se denominaría Radio Nacional Espejo, que perteneció a Gerardo Berborich, a través de estas ondas de cobertura nacional se transmitieron varias producciones radiofónicas de gran impacto para la época: "Kaliman", "Rayo de plata", "Porfirio Cadena, el ojo de vidrio", además la programación de Radio Nacional Espejo de Ambato, se caracterizó también por difundir historias creadas y dramatizadas en la propia estación con talentos nacionales como: Juan Francisco Felton, Carlos Navarrete, Jorge Pazmiño y Borja, Carlos Cortez y Blanca Salazar.



Tomado de:
Erazo Luis., Manual Práctico de la Radiodifusión (1980) pp. 21-22 

Evelyn Campaña Y.

jueves, 9 de junio de 2011

FUNCIONAMIENTO DE LA RADIO

Existen tres sistemas fundamentales para el funcionamiento de la radio

El sistema de emisión: En este primer plano los sonidos emitidos por un micrófono, en el caso de un locutor, o un tocadiscos; son transformados en impulsos que viajan hasta una emisora.

El sistema de transmisión: Una antena ubicada en un lugar alto, amplifica la señal original y las transforma en ondas invisibles que viajan por el aire, estas ondas son radiaciones electromagnéticas, tienen longitudes que van de tan sólo unos cuantos milímetros, y pueden llegar a ser tan extensas que alcanzan cientos de kilómetros.
La primera trasmisión de radio fue escuchada desde Inglaterra hasta Canadá, sin embargo en los últimos años el avance de la radio ha sido tanto que se la longitud de sus ondas puede alcanzar desde un extremo del planeta hasta el otro,las ondas de radio oscilan en frecuencias entre unos cuantos kilohertz (kHz o miles de hertz) y unos cuantos terahertz (THz or 1012 hertz). Existen dos tipo de frecuencias en el sistema de trasmisión del sonido: AM y FM.
En una modulación intervienen dos señales: portadora y moduladora. La moduladora es la señal que tiene el mensaje que queremos enviar, es la información. La portadora es una señal que nos va a enviar nuestra información y es típicamente una señal de mayor frecuencia que la moduladora.
La frecuencia AM, Amplitud modulada, es un tipo de modulación lineal, que consiste en hacer variar la amplitud de la onda portadora de forma, el objetivo es que esta cambie de acuerdo con las variaciones que se encuentran dentro del nivel de la señal moduladora. Por otra parte, otras de las formas de AM, son las que se conocen como la modulación por Banda Lateral única o la Doble Banda Lateral que son consideradas más eficientes en ancho de banda o potencia, aunque no son tan conocidas porque sus emisores y receptores son más caros.
La frecuencia FM, se refiere a Frecuencia Modulada, ya que es una modulación angular que transmite información a través de una onda portadora variando su frecuencia. La frecuencia modulada es usada comúnmente en las radiofrecuencias de muy alta frecuencia.
¿Cuáles son las diferencias entre ambas? La mayor diferencia práctica entre ambas es el ruido. Usualmente al escuchar la radio se puede comprobar que el sonido es de mayor calidad en FM que en AM. Otra de las diferencias es que AM tiene mucha más amplitud que FM, es decir, capta señal mucho más lejos que en frecuencia modulada.
Sistema de recepción: El radioreceptor, compuesto por una antena, un sintonizador, un oscilador, un detector, y un amplificador, recibe el sonido y lo amplifica.
Finalmente de esta manera el radioescucha, pueda deleitarse con la información y demás entretenimiento prestado por tan valioso instrumento.
Tomado de: http://eltamiz.com/elcedazo/2008/08/31/am-fm-y-otras-modulaciones-del-monton/ Gabriel Guerrero
Tomado de: http://feederico.com/que-significa-am-y-fm/
Tomado de: Exposicion de la Radio difusión en Quito/Centro de desarrollo comunitario San José (Conocoto)

Vanessa Vinueza

miércoles, 8 de junio de 2011

RADIO QUITO Y LA GUERRA DE LOS MUNDOS...

Radio Quito había alcanzado, ya en 1949, un sitio de prestigio que no logrará ninguna otra emisora ecuatoriana. La emisora había iniciado sus labores en 1940, en los 1360 kHz en onda media y 5970 kHz en onda corta.
Lo que colocaba a Radio Quito, "La Voz de la Capital", en una clase aparte eran sus programas noticiosos, sus presentaciones musicales en vivo y, sobre todo, su popular elenco de radioteatro.

Paradójicamente, sería una radionovela la que trágicamente terminó con las transmisiones de la popular emisora por espacio de dos años. 

Ocurrió en la noche del sábado 12 de febrero de 1949. Se transmitía una adaptación criolla de la novela "La Guerra de los Mundos" del escritor inglés H. G. Wells, la misma que 11 años antes produjera pánico en extensas regiones del Este de Estados Unidos, al transmitirse una versión adaptada por radio.
Concebida por el director artístico Leonardo Páez, la emisión causó una verdadera agitación popular en Quito, una ciudad esencialmente tranquila. Al sentirse burlados, varios oyentes se desahogaron contra el edificio en donde funcionaba la emisora y el periódico El Comercio.
Primero fueron piedras y ladrillos. Luego, alguien prendió fuego al edificio situado en el centro de la capital, apenas a una cuadra del edificio de correos. Las grasas y aceites de la imprenta del periódico, al igual que el papel allí almacenado, permitieron que la conflagración fuera rápida y total.
El argumento de la novela de Wells narra el inesperado descenso a la tierra de una máquina celeste procedente de Marte. Muchos quiteños no conocían la obra de Wells, pero sí reinaba un clima propenso a su presentación, pues en la prensa local "coincidencialmente" se hablaba en esos días de avistamientos de platillos voladores en las montañas cerca a la ciudad de Pasto, en Colombia.

Si el objetivo era sorprender a la audiencia, ello se consiguió con creces. Muy pocos estaban al tanto de lo que los actores del radioteatro tenía planeado. Los populares cantantes Benítez y Valencia también se sorprendieron. Después de su primera canción en vivo, el locutor los interrumpió para informar que ya se había visto un objeto volador sobre las Islas Galápagos. Y no terminaron de cantar la tercera canción cuando el locutor informaba que un platillo volador había descendido en las afueras de Quito, en el barrio de Cotocollao.

Allí empezaba la dramatización. Hablando a través de un vaso para distorsionar la voz, los actores seguían informando sobre la visita de los extraterrestres. Podían escucharse órdenes impartidas a destacamentos de las Fuerzas Armadas para que atacaran a los supuestos invasores.

También se escuchaban supuestas llamadas de Radio Continental, de Ambato; Radio La Voz de Tomebamba, de Cuenca; Radio Cenit, de Guayaquil y otras emisoras. Todas advertían del peligro que se cernía sobre la república, pues se decía que había una nube de gases asfixiantes que se acercaba a la capital desde el sur, en donde ya estaba en problemas la ciudad de Latacunga.

Pero la obra no terminó de irradiarse porque la marea humana no permitió que continuara. Sólo se alcanzaron a transmitir unos 20 minutos de la obra adaptada al radioteatro antes que una masa enfervorizada encendiera el edificio donde funcionaba la radio.
La policía, al no divisar extraterrestre alguno en las afueras de Quito, y viendo que se trataba de una burla, se desentendió del problema. No se prestó ningún auxilio a los artistas, periodistas y demás trabajadores que intentaron ponerse a salvo, saltando del techo del edificio a otro colindante.
Los daños se calcularon en 8 millones de sucres, muy por encima de los 2,5 millones que era el valor asegurado de los bienes. Cinco personas perecieron calcinadas en las llamas.

Radio Quito estuvo fuera del aire durante dos años. Sólo el 30 de abril de 1951 pudo reanudar sus transmisiones. En la actualidad, Radio Quito sigue siendo una de las principales emisoras ecuatorianas. Ahora transmite en los 760 kHz en onda media, con 25 Kw de potencia; y en los 4920 kHz en onda corta, con 5 Kw de potencia que le permiten cobertura global del planeta.





Tomado de: http://donmoore.tripod.com/south/ecuador/radioquito.htm // Henrik Klemetz publicado originalmente en Revista World International.

Juan Carlos Flores A.

LAS PRIMERAS RADIO ESTACIONES DEL ECUADOR

En este segmento vamos a ver como se fundaron las primeras estaciones radiales en el país, considerando las complicaciones que tenían y el alcance en sus inicios. Además de cómo influyeron para las siguientes estaciones.

RADIO ESTACIÓN EL PRADO
45.31 m.

Como ya lo hemos visto, la estación riobambeña, El Prado fue la primera estación radial que se estableció en el país, pero como se dio inicio a esta radio. Carlos Cordovez Borja, un ingeniero electrónico, graduado en la Universidad de Yale, a finales de 1924 instaló un transmisor de 100 w. En un inicio sólo era utilizado para tener un contacto con otros radioaficionados, pero con el tiempo lo utilizaría para algo más provechoso. Cordovez ya tenía una idea para ampliar el alcance de su radio, es por esto que les plantea a Rafael Muller, Luis Avilés Leonardo Ponce y al jesuita Carlos Almeida a que integraran un club de comunicadores independientes.

Con todo esto, Cordovez instaló su radio en la fábrica de tejidos El Prado y comenzó las emisiones de prueba, perfeccionándolas en 1925. La emisiones se producían a través de un transmisor de 25 w. en transformador y 5 w. en antena que operaba en 60 m. La razón fue que en el colegio San Felipe se realizaba un certamen de física en conmemoración del centenario de la Batalla del Tarqui y Cordovez quería demostrar el alcance de su radio, para lo que adaptó un transmisor con potencia menor a 1Kw. En ese entonces no se conocían los rectificadores con filtro.

Tuvo que pasar 4 años, para que el jueves 13 de junio de 1929, a las nueve de la noche, Radio Estación El Prado de Riobamba inicia oficialmente sus transmisiones radiales. Como en el Ecuador no había otras radiodifusoras con la misma potencia, las noches de los jueves eran totalmente copadas por la radioaudiencia riobambeña y del exterior, como anécdota Radio El Prado era muy sintonizada hasta la ciudad de Panamá y estuvo presente en la transmisión de la muerte de Carlos Gardel, como el enlace de una emisora colombiana, para otra en Buenos Aires. Fue pionera en la grabación de discos de aluminio y no era una radio comercial.

HCJB LA VOZ DE LOS ANDES
690 Kc. AM.
89.3 FM Stéreo


Ondas Internacionales
13, 16, 19, 25 y 49 m.
Esta radio fue instala en Quito por misioneros estadounidenses para difundir su labor evangelizadora. Los fundadores dejaron sus nombres en la historia nacional: Roberto y David Clark y sus esposas, Clarence Jones, Ruben Larson y Pablo Young. Jones y Larson escogieron a Quito por su situación geográfica e instalaron un transmisor de 250 w. Ya para el 13 de agosto de 1930 ya tenía la licencia de operación por 25 años firmado por Isidro Ayora y ratificada por el Congreso Nacional y desde un corral de ovejas de la Quinta Corston el 31 de diciembre de 1931 lanzaron su primer mensaje como “La voz de Quito”, el cual duró una hora; y después la llamaron “La voz de los Andes”.

En Quito apenas seis transmisores los escuchaban, pero eran una de las emisoras misioneras más escuchadas. Tenían varios programas, inclusive uno transmitido en quichua a cargo de Carmen Ochoa, también tenían programas en inglés, sueco (1941) y ruso (1944). Arroyo de Rio 4 años después inauguró un transmisor de 10000w. También hay otro dato el cual dice que en 1955 se instaló en el Hospital Vozandes de Quito, en sonde celebra sus bodas de plata y el Municipio condecoró a la emisora con la medalla Sebastián de Benalcázar, mientras se elevaba la potencia a 50000 w. HCJB junto a la radio Gran Colombia fueron las primeras en utilizar grabadoras de alambre y de discos de dos brazos (uno para grabar y otro para reproducir el sonido a base de un tornillo sin fin sobre matices de aluminio y acetato).

En 1959 ya tenía una potencia combinada de 120000 w mientras iniciaba emisiones HCJVTV y el 8 de enero de 1968, Otto Arosemena inauguró el transmisor de 100000 w.



EMISORA DEL ESTADO
640 kc.
4940 kc.


La primera emisora del Estado fue la experimental HC1DR aproximadamente en 1929. Sus siglas HC las internacionalmente asignadas al Ecuador, 1 indicaban su carácter experimental y DR por Dirección de Radio. Construida por César Semante y Victoriano Salvador con material recogido entre los radioaficionados de Quito, lograba una potencia mayor a 15 w. y fue instalada en el antiguo Coliseo de San Blas. En 1935 el encargado del poder Antonio Pons ordenó su clausura, reabriéndola sólo para emisiones especiales.

HC1DR se transformó en HCK cuando el Estado adquirió en 1932 un transmisor Collins de 250 w. para onda media en los 5350kc 49 m. de alto. En ella se narraron los primeros partidos de fútbol en el Arbolito. Los transmisores situados en la antigua Quinta presidencial, actual Fiscalía General del Estado (Ex Embajada de Estados Unidos), disponía de una antena de 32 m. de alto.

Después de la separación de Ávila en 1934 de HCK, en 1940 se registra la reinauguración con asistencia de Dr. Andrés Córdova, encargado del Poder. En ese momento la emisora estaba equipada con tres micrófonos que funcionaban automáticamente. La antena de sistema “flieders” está dirigida de Norte a Sur. La emisora funciona en onda corta de 5885 kc. Equivalente a 50.98 m. y su potencia de salida de la antena es de 500 w. El propósito del gobierno ecuatoriano fue mantener un medio de comunicación directo con el pueblo y difundir en el exterior, aunque en forma limitada, las manifestaciones artísticas y culturales de la patria.

Cabe recalcar que esta emisora era financiada con fondos del Fisco y será la única de carácter nacional, aquí debe prohibirse el uso de esa denominación a empresas particulares. Caso concreto, el de Radio Nacional Espejo, que debiera llamarse simplemente Radio Espejo.

En diciembre de 1960 el Secretario firmaba el contrato por 100000 sucres con Al Horvath. Entre los temas acápites técnicos constaba la necesidad de colocar dos equipos de onda corta y larga con 10000w. de salida cada uno, pudiendo ser ampliada hasta 50000 0 100000w. En 1969 se elevó la potencia a 10 kw en los 60 m y al año siguiente los estudios se trasladaron a las calles Foch y 6 de Diciembre.

Durante la Junta Militar, la emisora transmitía numerosos eventos provinciales, mientras que la Asociación Sindical de Artistas de Pichincha (ASAP) protestó porque no se pagaban regalías y mermaban su trabajo. En 1970, Velasco Ibarra mandó a reparar los equipos existentes, provisión e instalación de un transmisor de hasta 3 Kw.cde potencia de entrada de onda corta con su respectiva antena, y un circuito de enlace de estudios con transmisores de frecuencia modulada con potencia de hasta 50 w, así como comitor cristalizado de retransmisiones.

Como es una emisora del gobierno, no estuvo exenta de ataques. El primero que se registro fue el sábado 3 de octubre de 1970, donde colocaron dinamita en las antenas de transmisión y los daños se avaluaron en miles de sucres. También el 10 de agosto de 1984, una chica entregó un cassete de Eduardo Zurita al operador Manuel Bastidas. La grabación contenía un mensaje del grupo ¡Alfaro vive, carajo! En éste mensaje se ofrecía combatir al gobierno que recién se posesionaba, o sea contra León Febres Cordero. Él mismo en 1985 promulgó el reglamento que incluía las funciones de la emisora entre las que incluía “Organizar, dirigir, controlar y supervisar el funcionamiento interno de la sección de información, técnicos y administrativos del Sistema de Radio Nacional (…)”

RADIO EL PALOMAR
HC1PM
1310 Kc.

Se creó aproximadamente en 1934 por sugerencias del Ing. Carlos Cordovez (fundador de Radio El Prado), pero el 22 de abril de 1935 es cuando el Estado firmó un contrato con el Sr. Leonardo Ponce Pozo para que instalara una emisora en Quito, la que funcionó hasta 1948. El Palomar tuvo inicialmente 100 w de potencia pero cuando dejó de funcionar contaba con 350w. Su horario también varió de lunes, miércoles y viernes de 18 a 22 horas a todos los días de la semana.

Ponce era un católico y comprendió que HCJB era una emisora protestante, así que El Palomar no tardó en conectar los estudios de la Compañía y San Francisco, a la vez que transmitía eventos netamente católicos con gente que conocía del tema. A pesar de todo esto, El Palomar y HCJB tuvieron una buena relación.

Posiblemente y cuando ya existían varias emisoras en 1948 en franca competencia; El Palomar que no fue creada para rivalizar en el mercado comercial no quizo ingresar al juego y cerró sus audiciones. Ponce creyó haber cumplido a cabalidad con su cometido y utilizó su transmisor para los contactos amigables con radioaficionados.

RADIO BOLIVAR
HCBT 258 m. 1160 Kc.
HCBS onda larga 886 Kc
.
HCBT onda corta 4770 Kc.
96.5 FM


El Teatro Bolívar se inauguró el 16 de abril de 1933 y Radio Bolívar “la voz de la libertad” comenzó sus labores el 11 de marzo de 1936, con un equipo construido por el ingeniero Victoriano Salvador. Su propietario Manuel Mantilla Mata la instaló en una de las torres del teatro y mantuvo una programación musical de gran categoría con óperas, coros, música clásica y de ballet, además de prestaciones con artistas nacionales.

La emisora sólo publicaba las películas que exhibía del Circuito del Teatro Bolívar y la música que transmitía era tomada directamente de la proyección de las películas: revistas musicales americanas, operetas alemanas y zarzuelas españolas. La nítida señal provenía de un transmisor RCA adquirido en 22000 sucres, posterior al Collins que reemplazó al construido por el ingeniero Salvador. Un día Mantilla preparó viaje a Cuenca y como no quizo separarse de su emisora, la llevó consigo. Empacó el transmisor Collins y se marchó al Azuay donde permaneció una corta temporada. Llegó e instaló su radio viajera para que actuaran los más prestigiosos intelectuales y músicos, dejando gratos recuerdos; a su regreso fue amonestado por la Dirección de Frecuencias que le señaló no podía hacer de la emisora una radio itinerante.

Para 1941 a 1942 se estableció una saludable competencia entre Radio Bolívar y Radio Quito debido a la similitud de su programación. Radio Bolívar fue reconocida debido a sus radionovelas que se habían realizados y fueron retransmitidas tiempo después por otras emisoras. “Dilemas” adaptó por primera vez lo mejor de la novelística nacional, difundiendo el talento narrativo de nuestros autores.

Para 1949-1950 Radio Bolívar fue muriendo por inanición cuando Gustavo Barquea Terán era gerente y Enrique “Manito” Hurtado, director; por lo que el radioteatro terminó, pero el gerente anterior Arturo García dejó imborrables recuerdos de su caballerosidad y puntualidad en los pagos, aunque tuvo en algunas ocasiones que para cumplirlos empeñar objetos de su hogar.

En 1953 la emisora fue vendida a Gerardo Brborich. Para 1990 se anuncia en los 96.5 Kc y 102.5 FM Stéreo. Pertenece al Sistema Ecuatoriano de Radiodifusión, SER y luce como slogan: “Porque creemos en la radiodifusión”.

RADIO NARIZ DEL DIABLO
HC1GQ
32.74 m. 9.163 Kc.
65 m 4590 Kc


Perteneció a la Empresa de Ferrocarriles y tenía por nombre uno de los lugares más sorprendentes de la geografía nacional, por donde la línea férrea desciende violentamente a la Costa. Fue creada por el General Ricardo “macho” Astudillo cuando era presidente de Guayaquil and Quito Railway Co. En 1938. La emisora ferrocarrilera fue inaugurada, según Víctor Hinostrosa, en el Club de Ferroviarios situado en la calle Sucre entre Guayaquil y Venezuela. Según Oscar Guerra el primer local estuvo en Chimbacalle y posteriormente en el edificio de la empresa en la Bolívar entre Benalcázar y García Moreno. Comenzó utilizando los equipos de la empresa las noches de los lunes, miércoles y sábados bajo la dirección de Gonzalo Proaño.
Esta emisora radial era conocida por varios concursos, resaltando los concursos de baile y varios personajes de la radiodifusión, en especial de las radionovelas. Dos de sus actores más conocidos fueron Oscar Guerra, más conocido como “Sarzosa” y Evaristo Corral y Chancleta con su programa de “Estampas Quiteñas”.

Tomado de: San Felix Alvaro, "Radiodifusión en la mitad del mundo",Quito,Ecuador, Editorial Nacional, 1991, págs 30 a la 53.
Juan Carlos Flores A.

RECEPTOR DE RADIO

El receptor de radio es el dispositivo electrónico que permite la recuperación de las señales vocales o de cualquier otro tipo, transmitidas por un emisor de radio mediante ondas electromagnéticas.

En este sencillo esquema a continuación se muestra como antes de que se inventaran las válvulas de vacío y los transistores, los primitivos receptores de radio fueron los de galena.
Se trataba de aparatos sencillísimos, con muy pocos componentes, y que ni siquiera precisaban energía eléctrica para su funcionamiento. Básicamente, una radio de galena consistía en una bobina, un condensador variable, un cristal detector (la galena) y unos auriculares.


Tomado de: http://parecequefueayer.espaciolatino.com/La_Radio.html#1#1
Diana Zumba